El CD Utiel juvenil derrotó al equipo de Paiporta por dos goles a uno en la tarde del domingo en La Celadilla, en un partido en el que los locales fueron de menos a más y en el que lo importante era sacar los tres puntos después de la derrota sufrida en Cheste. Tras estas situaciones, lo esencial es cortar las rachas negativas porque se entra en dinámicas de las que luego es difícil salir.

En la primera parte no sucedió prácticamente nada. En los primeros minutos, tuvimos un par de llegadas al área rival, pero eso fue un espejismo. En los cuarenta minutos restantes, no se pisaron las áreas y el embarullado juego se desarrolló en el centro del campo. Sin claridad, sin continuidad en las combinaciones es complicado crear peligro y dominar un partido.

En la segunda parte, los cambios de inicio introducidos por Gregorio espabilaron algo a los rojillos que jugaron a ráfagas. En el 58, marcó Junquero un golazo tras una jugada preciosa por banda izquierda: Martín filtró un pase y Diego puso un cañonazo en la escuadra; sencillamente espectacular. Once minutos más tarde, empataría el E-1 en una jugada en la que en tres ocasiones no acertamos a despejar y es una situación que se repite a menudo. Incluso hubo un momento en que el partido estuvo más cerca de la derrota que de la victoria (se cometió un penalti en nuestra área que el colegiado no vio). El gol que inclinó la balanza a nuestro favor lo consiguió Jonathan después de ejecutar un libre directo de manera magistral al palo del portero; este hizo la estatua y contempló como el esférico dio en la base del poste y se coló en su portería. El propio Jonathan estuvo a punto de marcar un nuevo gol, que hubiese sido el colofón perfecto para una actuación sobresaliente del centrocampista utielano.

CD UTIEL 2- 1 CF E-1 VALENCIA “A”.